22 abr. 2008

Sin tetas nunca hubo paraíso...tras las polémicas declaraciones de Tomás Padrón

Samuel Acosta. Muchos nos hemos hecho eco de las últimas declaraciones del presidente del cabildo herreño Tomas Padrón, hace algunos días. El Hierro dormía monárquica y despertaba republicana. Si ya fueron sobresaltos para este tranquilo pueblo el resultado de las últimas elecciones al senado, este último "grito soberanista" también trascendería.

Tal ha sido el impacto, que en algunos lugares de encuentro de la isla no se habla de otra cosa: ¡Ahora somos bimbaches, que disparate! ¡A ponernos zaleas y a criar cabras! ¡A vivir en las cuevas!, ¡a caminar descalzos! ¡Qué miedo! Pero la cosa no queda ahí: dice el sabio Tomas (mas por diablo que por viejo) que tendremos que emigrar, y posiblemente, al África continental. Parte de este pueblo empieza a reaccionar de manera enérgica contra las políticas caciquiles de "Papa Tomas". La frustración de una gran parte de esta sociedad insular que votó por el cambio político es patente, y esto supone un acumulo importante de tensiones.

Se habla del "senador arepa" o el senador por "Maiquetía" y mas actualmente de un "Tomás Padrón, Gran Bimbache de la república independiente de Hero o Esero". Empieza la fiesta y aparece una caricatura de Tomas Padrón ataviado con tamarcos, una bandera canaria y la cabra, siendo este ultimo componente la guinda del "bimbachismo profundo".